El Liderazgo Integral no sabe de estilos

29 septiembre, 2020 - VALENCIA

Acabo de finalizar la primera temporada de la serie AWAY en Netflix, protagonizada por Hilary Swank. Como me ha gustado mucho y la recomiendo, no haré un spoiler… Pero sí diré que el personaje protagonista (la comandante Emma Green) es muy útil para observar el liderazgo en la práctica. Igual que hice al recomendar la serie New Amsterdam y a su protagonista Max Godwin.

 

El Liderazgo es algo que todos podemos reconocer en cuanto lo vemos, no hace falta definirlo.

 

Una persona notablemente inmadura y compulsiva, y además con mucho poder de su rol en la organización (no suyo personal); o bien un político que inspira miedo, terror, y que amenaza con la exclusión o la eliminación de los que no piensan como él: ¡Eso no es liderazgo!

Conducir a un rebaño de rumiantes, o bien a una masa manipulada y aterrorizada, o bien sumida en la ignorancia o inconsciencia no es liderazgo, es pastoreo.

 

Liderar es crear más líderes: personas libres, críticas, que piensan, sienten, y hacen, con autonomía y poder propios.

 

Los lideres naturales tampoco son ni serán Líderes. En los años 90, en mis clases en las Escuelas de Negocios, ponía en la pizarra al inicio de la clase: ¡LÍDERES NATURALES, NO GRACIAS!

Y aún hoy surgen voces en mis talleres preguntándose sobre si Hitler o Stalin eran líderes -rara vez nombran a Franco-. Lo cierto es que el hilo no da para mucho, porque pronto aparecen la razón y la consciencia, que pueden con todo: ¡Eran malvados y punto!

 

El Líder tiene una máxima que lo acompaña en su quehacer, como a los médicos: ¡Ante todo, no hacer daño!

 

A lo que iba, la protagonista (son un equipo) de AWAY tiene el rol de comandante de la nave. De acuerdo, el puesto no es suyo, es prestado y es de la NASA; si bien, el liderazgo de la misión y del equipo de personas que la forman lo pone ella. Enteramente. Sin excusas ni escudos.

Y ahí es donde observamos que el liderazgo integral no tiene estilos, adaptaciones o componendas. Lo que en el liderazgo hay es flexibilidad para moverse en las diferentes situaciones y dinámicas.

• Podemos liderar desde Al Frente, tomando iniciativas, riesgos, sirviendo de ejemplo y señalando el camino a seguir.

• También podemos liderar desde Al Lado, acompañando, colaborando, enseñando, ayudando a que las cosas vayan bien con cada persona.

• También desde Atrás, reforzando, «empoderando», mostrando apoyo, respaldo, dando refuerzo positivo.

• Y está muy cotizado el liderar desde el Todo o Liderazgo Sistémico, con una alta consciencia del sistema y una visión muy amplia y de largo alcance.

Ahora bien, hasta que el Líder no se Lidera a Sí Mismo no ocurre nada de valor para los demás. Aquí se lidera transpirando y transmitiendo integridad, principios y valores, en definitiva ¡autenticidad!

Howard Gardner ya señalaba: «¡No se puede ser un buen profesional sin ser una buena persona!» Imaginemos pues, qué clase de liderazgo puede mostrar una persona con un ego idealizado, con signos de hipocresía, oportunismo, manipulación, o que ve y trata a los demás como objetos…

Por eso la comandante Emma aplica todas estas dimensiones —¡que no estilos!— de su liderazgo durante la 1ª temporada.

 

Ya sabéis, a verla si queréis contrastar lo que he dicho. Joaquín Marí.

Nota. Los líderes perfectos y naturales no existen. ¡Ufff, menos mal!

 

Si quieres conocer más acerca de nuestros servicios, no dudes en navegar por nuestra web o llamarnos hoy mismo. Nuestro equipo de asesores de Recursos Humanos en la ciudad de Valencia te mostrará el camino para desbloquear el tremendo potencial de tu plantilla. ¡Contacta con nosotros para conocer más!

Apúntate a la newsletter de Organización y Personas y no te pierdas nuestras noticias y cursos.

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar